Golpe de calor!

Posted by on 8 Jul, 2013 in Consejos

Golpe de calor!

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida de la temperatura corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, y pueden ser fatales. Dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura. Cuanto mayores sean éstos, mayores serán los daños.
En apenas 10 minutos, un perro o un gato pueden sufrir un golpe de calor.

Los perros sólo eliminan el calor mediante tres mecanismos:
 El jadeo
 El sudor, solamente a través de las almohadillas de los pies
 Zonas aisladas y de poco pelo, como el vientre

Las condiciones del entorno que ponen en mayor riesgo a nuestro animal son:
Altas temperaturas en el exterior.
Temperatura moderada en el exterior después de varios días de calor sofocante.
Humedad ambiental alta, que dificulta la propia eliminación de vapor de agua del animal.
Espacio reducido y/o mal ventilado: coche, habitación, patio pequeño, balcón, transportín, bodega de barco, …
Agua: poca cantidad, no fresca o no renovada a menudo.
Carencia de sombra o sombra muy reducida.
Suelos de cemento.

Con respecto al animal, debemos extremar las precauciones si nuestro compañero está dentro de los siguientes grupos:
Muy joven o muy viejo.
Enfermo: insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria, stress.
Braquicéfalo (morro muy chato): Bulldog, Carlino, Gato Persa, Boxer, Pequinés, …
Obesidad.
Color de capa: los oscuros absorben más el calor.

El “golpe de calor” normalmente ocurre en un día muy caluroso o en un día de moderado calor que ha seguido a varios días calurosos consecutivos. El calor acaba con las reservas de azúcar y sales del cuerpo del perro, así que cuanto mas dure el periodo de calor mas rápido puede ocurrir. En estas circunstancias no hace falta mucho más (ejercicio, falta de agua, nervios …) para provocarlo. El «golpe de calor» puede ser fatal nuestro perro o gato en apenas 15 minutos

SÍNTOMAS
Aparecen cuando la temperatura interna supera los 42º.
Astenia. Falta o decaimiento considerable de fuerzas. Negativa a moverse.
Temblores musculares.
Tambaleo.
Cianosis. Coloración azulada de piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre
Respiración muy rápida o muy costosa.
Aumento del ritmo cardíaco
Alteración del color de las mucosas: encías, …
Alteración en la salivación.
Tambaleo.

CONSECUENCIAS
Pérdida corporal de azúcar y sales.
Petequias. Pequeñas manchas de sangre en la piel
Hemorragia gastrointestinal.
Insuficiencia hepática.
Insuficiencia renal.
Edema cerebral.
Fallo multiorgánico.

La muerte de pacientes ingresados en estado grave puede sobrevenir en 24 horas por depresión y parada respiratoria.

PRIMEROS AUXILIOS
No se le puede bajar la temperatura de golpe, porque pasaremos a provocarle una hipotermia con los mismos resultados desastrosos. La temperatura debe bajar de forma paulatina y el animal debe rehidratarse y recuperar el azúcar y las sales que ha perdido.
Antes de realizar ninguna actuación sobre nuestro animal, es indispensable que nos pongamos en contacto con nuestro veterinario habitual, de manera que nos de las pautas a seguir antes y durante su traslado a la clínica veterinaria.
Es IMPRESCINDIBLE que un veterinario lo tenga bajo control y observación para ver cómo evoluciona, y además el animal necesita medicación para recuperarse.

Para evitar el golpe de calor debemos seguir unas pautas básicas, como son que nuestro animal tenga siempre disponible agua limpia y fresca, estar en un espacio amplio y bien ventilado, contar con una zona de sombra amplia, darle de comer a primera o última hora del día, sácale a pasear a primera y última hora del día, y a mediodía lo mínimo para que haga alguna necesidad, y sobre todo NO LO DEJES DENTRO DE UN VEHÍCULO APARCADO.